Somos Letras

#somosletras

79 notas

Sal de ahí,
escapa ya,
no te quedes en la oscuridad.
Te duele,
yo lo sé,
no llores en soledad.
Has hecho un mar,
sin saber nadar,
esperando,
siempre esperando,
a que alguien
te pueda salvar.
Ven aquí,
libérate ya,
no tienes por qué aguantar.
Has soportado
cada herida.
Viajas al pasado,
te has encadenado
a un océano de lágrimas,
que acabarán con tu vida.
Muéstrame,
quiero al menos por una vez,
poder ver tu sonrisa.
Enséñame,
por primera última vez,
la razón precisa,
del misterio de tu felicidad
y lo que escondes,
detrás de tanta lluvia.
Puedes soñar,
sal de ahí,
podrás volar,
ir muy lejos
de todo aquello,
que te hace tanto mal.
Ayúdame a rescatarte,
muéstrame alguna señal,
que apenas pueda,
te haré ver,
que no es final.
Ven y llora acá,
acá donde te pueda consolar,
que en la penumbra de la noche,
es mejor descansar.
Detén el veneno que te corroe,
ya lo he dicho,
no es tu obligación aguantar.
Libérate,
respira y anda,
hay vida más allá
y aunque ahora no la veas,
luego se hará notar.
Al dolor,
no le permitas la eternidad
y al amor,
dale una oportunidad.
Por eso,
sal de ahí,
escapa ya,
no hay motivos para vivir en la oscuridad.
Te duele,
en verdad que lo sé,
por eso, te acompañaré en tu soledad.
Sal de ahí - Gitana(Melancólicos versos de la Gitana)~ (via cerditovolador)

(vía cerditovolador)

87 notas

soledadurbana:

Que me gustabas porque tu boca era el avión más bonito para viajar a París, para cerrar los ojos y comerme la poesía que inevitablemente se escapaba por tus labios, que me hablaba sobre el frío y sobre cómo las flores podían nacer del concreto cada vez que me mirabas. Habría que ser muy valiente para acercarse a tu rostro y no perder la cordura, lo bueno es que mi oxígeno siempre ha sido la locura y entonces cuando te beso no tengo miedo a morir.

He recorrido el mundo en cuestión de minutos sin salir de tu cama, y joder, todo parece precioso viéndolo desde tus brazos. Incluso el Domingo, que tiene tan mala fama, al ver que lo estás pisando se convierte en primavera, en alguna de esas tardes en las que yo uso vestido y te me quedas mirando de una manera indecente, pero a la vez tan sincera que no consigo, aunque quiera, poder negarme a tu boca. Caigo completa y a cachos entre todas tus mentiras, y a pesar de que lo sé, ya no parece importarme. Si tú alegaras que el cielo es de color amarillo, yo sin duda te creería, aunque estúpidamente lo esté mirando de frente. Como la vez que dijiste que infinito no es número sino el amor que me tienes, por supuesto lo sabía, muchas cosas no son ciertas pero que no sea verdad no puede significar que así dejen de importarme.

Me he quitado muchas veces esta venda de los ojos y no me ha funcionado, supongo que cuando quieres, y aunque quieras, no te atreves a mirar todo el daño. No hay nada más peligroso que alguien que sepa besarte y te seduzca tan bien que termines perdonando las lágrimas que provoca. Si alguien me preguntara qué me gusta del amor, sin duda respondería que adoro hacerlo contigo. Basta ya hipocrecías, que el amor también es eso, que te coman las piernas y susurren en tu oído lo preciosa que eres, que se vuelva loco cada puto segundo con el hueco de tu espalda, que le excite tu cintura, lo enternezca tu mirada. Y acto seguido de eso que se sueñen en Italia, en el bosque o en la playa, con Frank Sinatra de fondo y un montón de cigarrillos.

Si mañana te dejo, si mañana me dejas, si mañana no estamos, si mañana nos vamos, déjame decirte hoy, que el amor que nos tuvimos es tan digno de escribirse que lo plasmaré en un libro para que otra gente sepa que si no se vuelven locos, París no vale la pena. 

—Estefanía Mitre

51 notas

Cuando estoy contigo,
ese momento de tener tu piel
junto a mí, tocarte con mis labios
ese rostro que tanto quiero,
me hace la mujer
más afortunada del mundo,
te quiero tanto
que no puedo dejar de verte
y apreciar todo lo bello
que sucede entre nosotros.
Eres amor, Ericarmen RH (via nemracire)

80 notas

Querido, eres un ser lleno de luz que derrocha amor y buenos sentimientos. Te siento tan preciso que me es imposible cuestionar al universo en su decisión de cruzar nuestros caminos. Agradezco tu presencia en mi vida e intentaré honrar mi estadía en la tuya. El tiempo que nos corresponda, sean días, meses, años o una eternidad.

Me das luz y esperanza con la maravillosa manera en que hablas del amor. ¡Qué afortunada he sido! ¡Contar con la bendición de que hayas decidido compartir un poco de tu alegría conmigo! Qué maravilla poder ser testigo día a día del amor que te invade, ser confidente de tus secretos y ver cómo entregas lo mejor de ti en cada una de tus letras.

Aspiro algún día tener tu fortuna, encontrar un amor real que me inspire a ser una mejor persona. Poder contar con la dicha de alguien que me vea como soy, sin prejuicio ni peros. Un ser que ame lo mejor de mí, a pesar de conocer mis defectos. Que crea que, pese a todo, valgo la pena.

Tú, al menos, me ayudas a seguir creyendo.
Gracias.

Cartas al amor verdadero, Camila Buzzo. (via versoslejanos)

89 notas

He llegado a la conclusión de que a diferencia de ti a mi me costará menos olvidar. Yo no tendré que lidiar con tu fantasma rondando mi habitación, no te oiré en la ducha, no te recordaré semi desnudo llevando mi ropa, no me daré vueltas en la cama pensando que alguna vez estuviste ahí, no entraré a la cocina a comer con tu recuerdo riendo sin saber preparar pure. Yo no tendré que recordar que cambie de posición mi cama porque me hayas dicho que cuando llovía se humedecía la pared, yo tengo una libreta en donde me hayas declarado tus miedos, yo no tengo tu olor impregnado en la almohada y tampoco diré que tú has sido quien me ha querido con un amor tan puro y limpio. En definitiva te costara olvidar.
Espero que alguien sea capaz de tomar la toalla y secar tu cabello cuando salgas de la ducha para evitar que te enfermes, ojala alguien te bese por la mañana con una sonrisa tremenda porque despertó a tu lado, quizás ella jamás querrá ponerse ropa cuando esté contigo, haz que siempre quiera estar desnuda de cuerpo y alma, intenta de que sea transparente y que deje el ego a un lado, ojalá una chica sea capaz de exponer sus miedos, su vida, sus cicatrices en tus manos; Ojala ella bese las heridas de tus manos, y que tú en la intimidad tan tierna que tienes le beses las manos como en agradecimiento a tanto amor, que lloré en tus brazos cuando le duelan tus palabras, ojala la hagas sentir en casa, la presentes a tus amigos y cuando hagan el amor, sea realmente amor. Ojala ella se pueda sentir como alguna vez yo me sentí contigo, espero que ella sea mucho mejor que yo.
(Procedimiento para olvidar) - Clemm Abader (via vitacoradelinsomnio)

76 notas

polycinco-escritura:

Me parece un buen momento
para contarte
que a veces cuando te pienso
abro el balcón
tiró un almohadón
y me acuesto
a ver las estrellas,
a imaginar
como se ven desde otros lugares
a pensar en todo lo que hubo
y ahora los pensamientos
los recuerdos
caben en una tarde medio fría
con un cielo estrellado
en un balcón
sucio
con un almohadón
que sostiene mi cabeza
en donde he guardado
las memorias
de las que a veces
me siento presa.

Pues también te cuento
que aunque ha pasado
tanto tiempo
sigo fumando
la misma cantidad
de cigarros
a veces aumento,
sigo sentandome
en el balcón
y a veces
también pienso en vos.

Me mudé,
ahora tengo más iluminación,
cuatro ventanas grandes
que me ofrecen
una vista menos despreciable,
creo que te gustaría este lugar,
tengo plantas
a veces les hablo
y pienso que me responden,
después me río conmigo,
te daría risa.

Seguro que te escuchan,
te dije que hablarles
es una buena manera
de cuidarles,
siempre quise plantas pequeñas
y muchas repisas.
Yo me casé,
quizá ya sabés algo de eso,
no lo sé.
Todo va bien,
peleamos y nos arreglamos,
me hace sentir bien
hasta cuando
no sé qué sentir,
a veces me hace reír,
me ató un pie
a la mesa,
es como amar
con un pie atado a la tierra
y volar
pero sin poder
alcanzar las estrellas.

Entonces brindo
por la realidad,
enhorabuena
aparece alguien
con un poco de lógica
para hacer funcionar
las razones
con las explicaciones
y atar los pies
a una mesa invisible
para volar sólo
lo necesario
y sentir
que es lo que necesitás
para seguir caminando.
Yo sigo caminando,
sigo volando
alto y bajo,
sin un hilo atado al pie,
tropezando
con una que otra nube
(por no decir piedra),
ya sabés como soy,
siempre quise vivir
de un solo néctar
pero la flor
se me escapó,
ahora camino o vuelo
intentando reparar
lo que soy
pero
me he dado cuenta
que lo irreparable
es una línea recta
que no sabe
su propia definición
y ahí voy.

Siempre diciéndome
metáforas
para hacerme dudar,
es tu manera
de comunicación,
ya extrañaba
quedarme perdida
en algún lugar
de tu voz
y mi imaginación
o tu imaginación.

Creo que al final
o al principio
termina siendo
de las dos.

Me voy,
se hace tarde
y la luna de este lado
también me está
diciendo adiós.

También me voy
acá
no es tan tarde
y la luna me sigue viendo
pero es mejor
decir adiós
antes de despertar
de este sueño
—bueno o malo—.

Adiós.
Adiós.

Poly Cinco - La conversación